Alargue la vida del caudalimetro del coche

El caudalímetro es el sensor encargado de la medición del aire que el motor aspira desde el exterior por medio el colector de admisión y el nivel de los gases que emite. Con ello controla la necesidad que tenga la máquina por combustible a través de una conexión eléctrica, por la cual envía la información a la centralita del vehículo.

Suele localizarse en la salida del filtro del aire, justo en el tubo de admisión que es donde se encuentra la canalización que lleva el aire filtrado hasta los cilindros. El caudalímetro es muy útil tanto para vehículos de motor diésel como de gasolina.

Detección de posibles averías

Cuando el caudalímetro funciona de forma irregular, es detectado por la unidad de control del motor (ECU), la cual activa el modo emergencia para limitar la presión que genera la sobrealimentación. Puede percibirse el cambio por medio de tres síntomas principales: la evidente falta de potencia por lo que le cuesta responder y las alteraciones que se dan en el funcionamiento del motor, como por ejemplo que marche de forma errática al estar en ralentí.

En el taller le realizan el diagnóstico con la lectura de la memoria de averías, con ello se comprueba si se trata de un problema electrónico que de ser afirmativo, habría que sustituir el caudalímetro. También es posible que la avería provenga de un sensor de aire, que el filtro del aire esté sucio y obstruya el colector o existan daños en otras tomas de aire del mismo.

Recomendaciones para alargar la vida del caudalímetro

Debido a que el caudalímetro se ubica detrás del filtro de aire, es vital para su buen funcionamiento que este elemento se mantenga limpio sin acumulación de impurezas que puedan obstruir el paso del aire, de lo contrario la combustión no tendría la misma eficiencia. Lo más recomendable es que el filtro se reemplace  entre los 10.000 y 15.000 km, esto dependerá en gran medida del uso que se le dé y el tipo de terrenos que se frecuenten.

Es vital que recuerde que el sensor MAF (Mass Air Flow) no debe ser manipulado por manos inexpertas, ya que por su fragilidad podría romperse. Cuando se desea limpiar el caudalímetro lo mejor es acudir al taller de confianza, puesto que hacerlo por sí mismo requeriría de mucha precisión y cuidado.

Para realizar reparaciones podría utilizar piezas de segunda mano, así podría obtener buenos resultados y sería mucho menos car que una tienda convencional. Existen desguaces de peugeot, Toyota, Jeep, entre otras marcas; si no sabe cómo localizarlos, podría recurrir a una central de desguaces, que suelen tener empresas verificadas y de prestigio.

Autor entrada: Carmen